Puedo beber 2 litros de agua al día y estar deshidratad@?

el

¿Puedo beber 2 litros de agua al día y estar deshidratada?

¡Por supuesto, y pasa más a menudo de lo que pensamos! Cada día hablo con personas que me dicen que beben más de 2 litros de agua o que ingieren  litro y medio al día y el resto creen que lo consiguen a través de la comida, el té,  el café y otras bebidas. Aunque es cierto que todas llevan agua, también es cierto que contienen elementos deshidratantes. No son sustitutos del agua para las células. ¡Ellas necesitan agua y de calidad!

La deshidratación es el mayor enemigo de una óptima salud, control de peso y vitalidad. Y tanto la gente normal como los deportistas y las personas que se cuidan mucho pueden sufrir de deshidratación.  La calidad del agua depende de varios factores: la pureza, carga eléctrica, estructura molecular, y la alcalinidad o el pH. Todos y cada unos de estos aspectos son importantes, pero la estructura molecular hoy que hablamos de hidratación, es la estrella.

Hace ya algunos años, se descubrió la existencia de las acuaporinas:  son “poros” o canales de agua que se encuentran en la membrana que rodea las células y que permiten el paso rápido y selectivo de agua hacia dentro o hacia fuera de la célula, según sus necesidades. La acuaporina es regulada por la hormona vasopresina, que se produce en el cerebro y que responde a la situación de hidratación del organismo. Lo interesante de las acuaporinas es que tienen la forma de un reloj de arena colocado horizontalmente, y por tanto las moléculas de agua demasiado grandes no pueden penetrar en la célula. En consecuencia la hidratación es poco eficiente (20%?), y el resto del agua es desechada o, en el peor de los casos, se acumula en el cuerpo apareciendo retención.

El agua embotellada, osmotizada, destilada o del grifo… (también bebidas energéticas, incluso para deportistas, o los refrescos, a las que nos referiremos otro día ) tienden a aglomerarse en grupos de entre 10 y 40 moléculas, y por tanto reducen así su capacidad de entrar en las células, y su carga eléctrica. Es agua gruesa que hidrata poco. Son acidificantes por su PH , y tienen un alto potencial de oxidación en el cuerpo, por las cañerías, los bactericidas para potabilizar, los componentes químicos, y el tiempo que llevan estancadas en una botella.

Sin embargo, en el agua recién salida de un manantial, o el agua ionizada a través de electrolisis, el tamaño de esos grupos de moléculas de agua se rompe o reduce en solo 5 o 6 moléculas. Es un agua “más pequeña”. Al ser menor la cantidad de moléculas, hay más activación de los electrones antioxidantes “no se pisan entre ellos” y su estructura es hexagonal (como los copos de nieve), la forma perfecta para entrar en la célula. Se convierte, entonces,  en un agua alcalina y antioxidante, ya que ofrece electrones de más, que son donados al cuerpo para ser libremente donados a los radicales libres (causantes de oxidación, envejecimiento de los tejidos y enfermedad), neutralizándolos

agua10celulas hidratación

Más arriba hemos comentado que las acuaporinas eran selectivas con el tipo de agua. ¿Por qué? Una vez más la sabiduría del cuerpo. Un agua buena es un agua cargada de energía, saturada de electrones y este hecho la hace alcalina. Por el contrario, un agua ácida contiene muchos protones, que tienen una carga positiva. Las acuaporinas no permiten el paso de agua protonada (ácida), ya que son repelidas por las cargas del mismo signo que tapizan su interior. Ocurre lo mismo que con dos imanes de la misma carga: se repelen. Por tanto, la cantidad de agua embotellada, osmotizada o destilada que pueda pasar por estos canales es muy poca. Y la consecuencia de ello es la deshidratación.

Entender esto puede hacerle cambiar la forma de pensar acerca de la salud. Por qué tengo la piel seca, si bebo mucha agua y otras bebidas? por qué me falta energía y tengo que tomar café? por qué tengo contracturas, estrías, dolores de cabeza? por qué es tán difícil adelgazar, aún con dieta y ejercicio? por qué tengo mala circulación, varices…? por qué tengo eccemas, psoriasis, acne??? por qué tengo alergias?

Por que no le estoy aportando a mis células lo que más necesitan, que es agua buena, que hidrata, limpia, oxigena y nutre cada célula para su funcionamiento correcto. Y para que el sistema inmune se ocupe de defendernos de agentes externos, en vez de agotarse defendiendonos de la oxidación y toxicidad que nosotros mismos provocamos.

Si quieres ver una impactante demostración de todo ésto, y probar el agua, estas invitad@, lo vas a ver muy claro.

Ponte en contacto para saber día y hora en el 660766090 Sara o contacto

sangreEsto es lo que ocurre en la sangre a los 10 minutos de empezar a beber agua buena. El proceso de mejora de la circulación, oxigenación, nutrición y limpieza de todo el cuerpo comienza. En 15 días el proceso de cambio es tangible en muchos síntomas.

Anuncios