Tu primer día

Ir al gimnasio es una meta común, sois muchas los que habéis pensado en ir al gimnasio para llevar una vida más sana, bajar algunos kilitos de más o mejorar vuestra apariencia.

Pero todos sabemos que ir al gimnasio no es algo sencillo, o mejor ir al gimnasio continuamente. A veces creemos que para asegurarnos de cumplir nuestro propósito lo mejor es pagar varios meses por adelantado, pero la verdad es que no es necesario. Lo importante es marcar objetivos a corto y medio plazo, pero sobretodo disfrutar de cada sesión, hasta el punto que lo echemos de menos cuando no podamos ir. Verás que ésto sólo lo podrás conseguir en un gimnasio en el que te diviertas y te sientas rodeada de amigas, como PHIIT Fitness. Y cuando tengas claro que lo incorporas a tu rutina, ya podrás elegir una tarifa en prepago de varios meses, que siempre sale mas económico.

Empecemos por aclarar algo, el primer día SIEMPRE será el más difícil: harás todo mal, te vas a cansar antes que el resto, te sentirás fuera de lugar, sentirás que te hablan en otro idioma y te equivocarás cientos de veces.

Y lo peor es que al día siguiente te va a doler hasta el alma, y descubrirás músculos en lugares de tu cuerpo que ni tu conocías.

sonajero-pesa-gimnasio-buff-baby-n2

Nuestro primer consejo es que te prepares para el primer día y recuerdes que todo es parte de un proceso, en algún momento tenemos que empezar. No te desanimes a pesar del dolor, ya verás que con el tiempo te acostumbras y te aprendes las rutinas.

Si vas en compañía es mucho mejor, pues tienes más motivos para ir al gimnasio y seguro que entre cada ejercicio puedes conversar y reírte. Ir con amigas hará que ir al gym se convierta en un plan divertido y no en una obligación.

Si vas sola encontrarás mujeres en tu misma situación, y diversión garantizada, por el ambiente, que es lo mas valorado de nuestro club.

 

Deja atrás los prejuicios, es cierto que verás a chicas con cuerpos envidiables , pero también hay chicas  normales con quienes de seguro te identificarás. Verás que cada persona entrena a su ritmo, recuerda que no vas a competir ni a presumir, vas por ti.
Lo mejor llega después de unos días cuando comienzas a mejorar y te sientes más fuerte. Todo en esta vida requiere de compromiso y disciplina, no te angusties si no ves los resultados de inmediato, cuando menos lo pienses te verás en el espejo y te sentirás orgullosa de no haber renunciado el primer día.

¡Cuéntanos tu experiencia en el gimnasio!

Para información sobre planes y precios pulsa aquí

Anuncios