Los Mitos de la Puesta en Forma

IMG_20160215_103626
Todo sucede rápido, casi todo es inmediato; internet, comunicarnos, comer, comprar…Todo lo queremos YA!
No es de extrañar que estemos buscando la misma inmediatez en nuestras metas de salud y control de peso!
Pero la mejora de la salud no es fácil de lograr a corto plazo. Más bien, es una búsqueda de por vida que requiere cambios pequeños y diarios que se suman a una nueva y mejorada forma de vida.
Las tácticas que producen resultados rápidos, si lo que quieres es meterte en un pantalón que se quedó pequeño hace tiempo, en realidad pueden ser contraproducentes. O peor aún, si te dejas llevar por publicidad, o métodos milagrosos, corres el riesgo de la decepción, cuando veas que después de las primeras semanas de sufrimiento, en las que has perdido peso (y salud), el cuerpo se adaptó al fatal cambio, y ya eres esclavo de tu método.
“Yo ya sé lo que tengo que hacer para estar en linea, lo que pasa es que me gusta comer” Claro, a todos nos gusta comer! Pero: Que? Cómo? Cuándo?
Entonces, como “ya sabemos lo que hay que hacer”, nos lanzamos a la calle a correr sin ningún sentido, y sin comer.  
Vamos a echar un vistazo a las cuatro mejores “soluciones rápidas” que nos tientan y disipar los mitos de una vez por todas.
Este Artículo de Phiit Fitness, ha sido publicado en Cadena Ser:

Mito 1: Sube la temperatura!

Muchos creen que sudar más, y más rápido es lo mejor para perder peso. Evitan el ventilador o se ponen plásticos “efecto sauna”. Sí, es verdad, si se aumenta artificialmente la temperatura del cuerpo, es posible que aparezca un ligero descenso en el peso después de un festival de sudor. Pero ese peso es exactamente el agua que tienes que beber si no quieres frenar todos los procesos de tu metabolismo por la deshidratación corporal, y  que se ralentice la quema de calorías, entre otras cosas….
La pérdida de peso sostenida depende de la quema de más calorías de las que ingieren. Para eso el metabolismo tiene que trabajar a tope, 24 horas!  Y el sudor no es garantía de esfuerzo efectivo! En su lugar,  la intensidad será lo que activará el cuerpo durante muchas horas, y si insistimos, durante días, semanas…y meses. Si consigues activar de verdad tu metabolismo, no engordarás ni un gramo en vacaciones, aunque estés tumbado horas y horas. Trata de hacer ejercicio en un nivel que te deje sin poder casi hablar. Y por favor, hagas lo que hagas, tira la sudadera de plástico. No es atractiva y no funciona.

Mito 2: Obtener abdomen “tableta” en una semana!

Hacer 1.000 abdominales cada noche? ¡NO! No hay vía rápida a la “tableta” (o levantar el trasero, derretir la cartuchera o dar forma al muslo interno). Reducir una zona concreta es un mito total! No hay ejercicio mágico para “arreglar” cualquier parte del cuerpo . Tu “tableta”, o cualquier otra zona, requiere dos cosas: la construcción de músculo y quemar grasa . Los músculos se hacen mediante la realización de ejercicios con un peso que es incómodo, y la ingesta de suficiente proteína, que es el material para construir fibras de tejido muscular. Ellas quemarán la grasa como combustible.  Los abdominales, (que siempre estuvieron ahí, mas o menos desarrollados) comenzarán a mostrarse cuando la grasa corporal disminuya. Ten en cuenta, sin embargo, que la zona de la cintura a veces parece que es lo último que se mueve, porque hay grasa por todo el cuerpo, hay grasa interna, toda se va utilizando. Se necesita tiempo, por lo que no abandones el proceso. 

Mito 3: Ayuno es igual a pérdida de grasa rápida!

Es cierto: Si se reduces drásticamente la cantidad de calorías que estás consumiendo, perderás peso. Pero cuando regreses al consumo normal, el peso va a volver porque es sobre todo el peso del agua. Estará bien, porque al recuperar el agua, habrás limpiado el organismo, pero lo habrás “asustado” y no te va a permitir quemar grasa, porque ella es un seguro de vida cuando no hay aporte de nutrientes. Va a utilizar la masa muscular como combustible, y va a ralentizar su metabolismo para quemar lo menos posible. Esta no es una receta para la pérdida de peso sostenida. 
El cuerpo aprende a sobrevivir con muy poco y cuando empieces a comer normal, lo va a guardar todo, por si acaso…Sí, la limpieza de tu dieta es una necesidad para el logro de metas de salud. Pero hay que llegar a un equilibrio que se pueda mantener en lugar de dietas estrictas que te harán sentirte deprimida y sin energía. Se sensata y evita eliminar alimentos o grupos de alimentos drásticamente, para obtener mejores resultados.

Mito 4: Debes trabajar más duro, más duro, más duro!

Hablando de intensidad, si bien es importante para empujar tu cuerpo físicamente de vez en cuando, no tienes que trabajar muy duro cada vez que te metes el gimnasio, sobre todo cuando se trata de cardio. Cuando hablamos de HIIT(entrenamiento de intervalos de alta intensidad) no es una píldora mágica que podrías tomar para revertir los efectos de la mala alimentación y el sedentarismo en un tiempo récord. La intensidad da lugar a una gran quema de calorías, y acorta la duración del entrenamiento, produce EPOC (deuda de oxígeno después del ejercicio) que conduce a una “quema después “de clases, pero la intensidad tiene su proceso, no puedes exigir al cuerpo de un día para otro, esto requiere adaptación, si no quieres que “se asuste” y se empeñe en proteger tu grasa. Conseguirías el efecto contrario al buscado: perderías masa muscular en vez de grasa.
No hay cardio perfecto, en el  ejercicio se trata de encontrar algo que te guste, que disfrutes y vayas a seguir haciendo, y ajustarte a él. Y no te olvides, cardio no es el único ejercicio que debes hacer. También entrenamiento de fuerza para aumentar la masa muscular (tranquila, no de volumen) y el metabolismo en general.
En pocas palabras: Encuentra actividades que disfrutes. Busca el consejo de las profesionales de Phiit fitness, encuentra esta comunidad de la que rodearte, y haz un poco cada día. La salud es un viaje, no un destino.
Anuncios