ESTIRAMIENTOS

Por lo general, haremos un calentamiento de rutina antes del entrenamiento, y un estiramiento de los músculos, contraídos por el ejercicio, después.

Estirar antes del ejercicio / entrenamiento
Los estiramientos antes del entrenamiento o del ejercicio tienen por regla general tres objetivos fundamentales. Uno aumentar el rango de movimiento articular general. Dos reducir los riesgos de lesión. Tres mejorar el estado del cuerpo (lubricación, temperatura…) para aumentar la capacidad de entrenamiento. Los estiramientos tienen que ser lo más generales posibles, tocando todas las articulaciones y no solo las especificas del entrenamiento o sesión.

Cuando se estira antes del ejercicio y después del calentamiento se consigue reducir la posibilidad de lesión al preparar a la musculatura para el entrenamiento. Los estiramientos en este momento, con el musculo solo ligeramente calentado; aumenta la temperatura de los tendones; aumenta la lubricación de las articulaciones; aumenta el rango de movimiento articular y con todo esto se consigue aumentar la capacidad de entrenamiento y reducir la posibilidad de lesión. Es también en este momento, cuando más capacidad de elongación se obtiene.

Estirar después del ejercicio / entrenamiento
Los estiramientos después del entrenamiento tienen un objetivo muy claro, reducir las tensiones musculares a fin de evitar contracturas y tirones provocados por el entrenamiento anterior.
Van en función de la intensidad del entrenamiento, pero se puede decir que por regla general, estos estiramientos tienen que ser más cuidadosos y más específicos, es decir, se tiene que estirar sin forzar demasiado, además de hacerlo en los grupos musculares que más se han utilizado durante el entrenamiento.

SI TIENES ALGÚN DOLOR O PROBLEMA, PIDE ESTIRAMIENTOS ESPECIALES: Dolor de espalda, cuello, ciática…

Anuncios